El gobierno de facto de Bolivia contrató una consultora para «lavar su imagen»

El Ministerio de Gobierno de Bolivia pagó con recursos del Estado mil dólares por día, por un período de 90 días (de diciembre 2019 a principios de marzo del 2020) por servicios para comunicación estratégica de la consultora CLS-Strategies con sede en Washington. La empresa, de acuerdo a la información recabada por el sitio Bolnews.press , tiene gran experiencia en promover a presidentes como Álvaro Uribe y en defender el monopolio de la producción de fármacos en USA.

La consultora cumple con todos requisitos legales (obligados por el Departamento de Justicia y el Departamento de Estado) para funcionar como “agente externo, que trabaja con gobiernos internacionales”. CLS-Strategies firmó el contrato con el Ministerio de Gobierno boliviano el 5 de diciembre del 2019.

Uribe y Micheletti

CLS trabajó ‘lavando’ la imagen en Colombia de Álvaro Uribe, quien hoy tiene detención domiciliaria por varios casos de corrupción y su responsabilidad en la ejecución extrajudicial de miles de indígenas, dirigentes sindicales, políticos y académicos, en manos de sus socios los paramilitares de la AUC.

La misma consultora fue contratada por el gobierno provisional instaurado por el ejército de Honduras después de que Manuel Zelaya fuera detenido por orden de la asamblea legislativa: Roberto Micheletti asumió el gobierno y contrató a CLS para lavar la imagen de los golpistas.

El contrato con el gobierno de facto boliviano

En el caso de Bolivia. la consultora definió que Bryan Berry, con gran experiencia promoviendo y defendiendo los intereses de corporaciones que producen medicamentos, fuese quien firme y defina el contenido del contrato. La consultora tiene un equipo de profesionales en comunicación estratégica bien reconocido y tiene vínculos directos e indirectos con el Departamento de Estado y algunas agencias de inteligencia, como la CIA y la Agencia Nacional de Inteligencia, de acuerdo a datos del Departamento de Comunicación del Departamento de Justicia.

El contrato, que fue firmado entre Bryan Berry y el ministro de Gobierno Arturo Murillo, estipula de manera textual que: “Por 90 días la consultora trabajará promoviendo mensajes específicos para los medios: promoverán democracia, transparencia, defensa de derechos humanos, registrará y definirá actividades políticas, lobby, defender intereses y crear mensajes políticos para los medios masivos”.

No es la primera vez que un gobierno boliviano contrata los servicios de consultoras en comunicación. Pero la influencia y presencia de ciertos agentes colombianos ligados a Uribe, sumada a la presencia de agentes de Estados Unidos en el gobierno de Añez y el asesoramiento Israelí en temas de seguridad ponen en entredicho que este sea un contrato común y corriente.

Las propias compañías de telecomunicación y agencias de seguridad de Estados Unidos, han admitido que el flujo de información, los mensajes y el discurso agresivo contra Evo Morales y el MAS proviene direccionado desde Washington. Así, los términos y adjetivos en la narrativa que emergen del discurso del ministro de Gobierno tienen un origen y un destino, a un costo de mil dólares por día.

El sitio Bolnews trato insistentemente de comunicarse con Brian Berry, representante de CLS y firmante del contrato con el Ministerio de Gobierno, pero no ha respondido las llamadas telefónicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *