Otro crimen racial en Estados Unidos: Un hombre fue asesinado a balazos por la policía en Atlanta

noo

Un joven afroamericano fue asesinado a balazos por la espalda por policías de la ciudad de Atlanta, en el estado de Georgia. El hecho sucedió luego que se resistiera a ser detenido tras dar positivo en un control de alcoholemia. Así lo informaron autoridades del estado de Georgia y testigos. La Oficina de Investigaciones de Georgia afirmó que la Policía de Atlanta le pidió que investigara el hecho, que sucedió en medio de la conmoción en el país y el mundo por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco.

La víctima fue identificada como Rayshard Brooks, de 27 años. Su muerte ocurrió en la entrada de un local de comidas rápidas en una de las principales avenidas de la ciudad. Varias grabaciones de lo ocurrido se publicaron en las redes sociales. Varios testigos que hablaron con las cadenas de televisión norteamericanas contaron que el hombre se había quedado dormido sobre el volante mientras hacía la cola para comprar en el local de comidas rápidas. Su auto ni siquiera impedía que los otros clientes pudieran llegar a la caja, simplemente tenían que hacer una maniobra extra para hacerla.

Un joven afroamericano fue asesinado a balazos por la espalda por policías de la ciudad de Atlanta, en el estado de Georgia. El hecho sucedió luego que se resistiera a ser detenido tras dar positivo en un control de alcoholemia. Así lo informaron autoridades del estado de Georgia y testigos. La Oficina de Investigaciones de Georgia afirmó que la Policía de Atlanta le pidió que investigara el hecho, que sucedió en medio de la conmoción en el país y el mundo por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco.

La víctima fue identificada como Rayshard Brooks, de 27 años. Su muerte ocurrió en la entrada de un local de comidas rápidas en una de las principales avenidas de la ciudad. Varias grabaciones de lo ocurrido se publicaron en las redes sociales. Varios testigos que hablaron con las cadenas de televisión norteamericanas contaron que el hombre se había quedado dormido sobre el volante mientras hacía la cola para comprar en el local de comidas rápidas. Su auto ni siquiera impedía que los otros clientes pudieran llegar a la caja, simplemente tenían que hacer una maniobra extra para hacerla.

La alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, que también es afroamericana, informó que la jefa de policía Erika Shields, que es blanca, había renunciado y pidió la “inmediata desvinculación” del policía autor de los disparos. La ciudad de Atlanta es una de las que más población representación política negra tiene en el país.Según la alcaldesa Bottoms filmaciones de videocámaras muestran que después de discutir con el agente Brooks le arrebata la pistola taser, sale corriendo y disparala taser contra el policia. “No creo que justifique el uso de fuerza letal,” dijo Bottoms. “Creo firmemente que hay una distinción clara entre lo que se puede hacer y lo que se debe hacer.” Las autoridades aún no han revelado el nombre del agente que le disparó a Brooks

A la mañana siguiente comenazaron las movilizaciones de protesta en las puertas del local. Un grupo de manifestantes se congregó a las afueras del restaurante, que terminó cerrando sus puertas, para reclamar por este nuevo crimen, reportó el diario local Atlanta Journal-Constitution. “Sin justicia no hay paz”, “Las vidas de los negros importan” y “Otro hombre negro fue asesinado en su barrio”, decían algunas de las pancartas llevadas por los asistentes -muchos de ellos con tapabocas por la pandemia de coronavirus-, que declararon al lugar del crimen como “la nueva zona cero”.

La gente está molesta, quiere saber por qué su querido hermano Rayshard Brooks fue tiroteado y asesinado mientras dormía en su auto y no hacía nada”, dijo el abogado y activista Gerald Griggs, quien participó de la marcha junto a otras 150 personas.

El asesinato de Brooks se produce tres semanas después de lo ocurrido con George Floyd, que fue detenido por la policía de Minneapolis el 25 de mayo pasado. Un video muestra cómo un policía presionaba con una rodilla contra Floyd, tirado en el piso. El hombre se quejaba de que no podía respirar y murió pocos minutos después. Su muerte derivó en incidentes en las principales ciudades norteamericanas y la repulsa mundial, al tiempo que el presidente Donald Trump amenazó con militarizar y reprimir a quienes reclaman contra el racismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>