Sauzal Bonito tuvo ayer el sacudón más fuerte.

Neuquén. Los habitantes de Sauzal Bonito están tan asombrados como asustados. Desde hace un tiempo que la tierra donde están levantadas sus viviendas no para de temblar. No son sacudones tan fuertes como los de los terremotos que destrozan ciudades enteras, pero la reiteración de estos sismos ya les ocasionó daños y les generó tanto temor que hasta dudan de seguir viviendo en ese paraje del centro neuquino.

Los instrumentos que miden estos fenómenos confirmaron que el movimiento que se registró a las 2:10 de la madrugada de ayer fue el más grande de todos: 4,8 grados en la escala de Richter. Tuvo epicentro a unos 11 kilómetros de la localidad y a una profundidad aproximada de 8000 metros. Y el sacudón fue tan fuerte, que hasta se sintió en varias localidades cercanas, incluida la capital neuquina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>