“Que viva sin media cabeza como Lautaro sería justo”.

“Consideramos adecuada y justa la pena de tres años de cumplimiento efectivo para Nehuén Rodríguez por el delito de lesiones graves”, expresó el veredicto del Tribunal que condenó a tres años de cárcel al joven que le pegó un piedrazo en la cabeza a Lautaro Bettini Speranza (20) a la salida de una fiesta de Año Nuevo. “Que realmente sean efectivos y no que en dos meses quede libre”, sentenció Vanesa Speranza, la mamá de la víctima tras el fallo.

Sin embargo, unas horas más tarde, luego de que le extendieran la preventiva bajo la modalidad de domiciliaria por cuatro meses a la espera de que la sentencia quede firme, Vanesa reveló la bronca acumulada que tiene contra el sistema judicial. Hace unos días, había anticipado a LM Neuquén que ya no podía confiar en la Justicia y ahora volvió a confirmarlo.

Si bien la pena es de cumplimiento efectivo, la mamá de Lautaro tiene claro que por el artículo 13 del Código Penal, Rodríguez podría solicitar su libertad condicional en dos meses, por lo que insistió en que justo sería que cumpla los tres años en la cárcel. Además, cargó contra los argumentos de los jueces (ver aparte) en cuanto a la edad, el estado carcelario actual y el “arrepentimiento sincero”.

“Valoraron lo traumático que es vivir en la cárcel y no el daño permanente que tiene mi hijo”, contó Vanesa y agregó: “En estos seis meses creí que podía haber justicia, pero sinceramente la Justicia ampara al agresor y no a la víctima. Todo lo que hicieron fue revolverme el estómago”.

En diálogo con LU5, Vanesa también se refirió a lo difícil que es la vida actual de Lautaro. “No saben lo que es vivir con medio hueso, con dolores de cabeza insoportables y que tu hijo te diga ‘me da lo mismo morir o vivir’”, sostuvo. Así, enardecida, la mamá de Lautaro sentenció: “Si querían un fallo justo, que quede en libertad Nehuén, pero saquémosle la mitad de la cabeza y que viva como vive Lautaro”. Confió que ella no pedía que se pudra en la cárcel, pero sí que sea un fallo ejemplificador para que la sociedad aprenda.

“A Nehuén lo hicieron quedar como un pibe bueno, me pidió perdón por estrategia. El principal derecho, el derecho a la vida, no se le respetó a mi hijo, señora jueza. Nehuén quiso matarlo y desde ahí tenía que ser juzgado”.

0003159181

0003159192

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>