“Muñoz se burla de 100 policías, ¿quién es? ¿Rambo?”, dijo el hermano de Karina.

Miguel Apablaza, hermano de Karina Apablaza y tío de Valentina reiteró el pedido de justicia para que no quede impune el doble femicidio al tiempo que manifestó su disconformidad por la reducción de 90 a 20 días de los cómplices por encubrimiento.

“No nos cierra cómo en una familia compuesta por mujeres, que tienen hijos, que tienen sobrinos puedan defender a un asesino”, se indignó Apablaza en diálogo con Línea Abierta por LU5.

El familiar de las víctimas se mostró disconforme con el fallo de la Justicia de reducir de 90a 20 días en el caso de uno de los cuñados del femicida Lorenzo Muñoz que lo habría ayudado a escapar. “Uno va a Chos Malal y se entera que los jueces de 90 le bajan a 20 días a un cómplice directo”, señaló.

Respecto a la búsqueda dijo: “Estamos consternados, no podemos creer que una persona se esté burlando de cien policías, ¿quién es Rambo, Indiana Jones?”. Y además, apuntó contra la iglesia evangélica a la que concurría su hermana.

“La iglesia desde que pasó esto no apareció nadie. Permitieron que este individuo se bañe ahí y lo ayudaron. Sabemos que la iglesia es cómplice. Esas personas dejan mucho que desear”, agregó.

“Sabemos que la iglesia es cómplice. Esperemos que le caiga el peso de la ley”, dijo Apablaza.

“Tuvo parte que ver la iglesia, porque la comunidad que ellos tienen ahí manipulan a la gente. Esperemos que le caiga el peso de la ley”, sostuvo sobre la hipótesis de que desde la institución religiosa intentaron reconciliar a la pareja y manifestó que defraudaron también a su hermana.

Reunión con Gutiérrez
Apablaza se reunión ayer con los ministros de Seguridad, Mariano Gaido, y de Gobierno, Juan Pablo Prezzoli, y luego se encontró con el gobernador Omar Gutiérrez.

“Estuvimos golpeando puertas y nos recibieron los ministros, queremos que haya justicia, en primer lugar que atrapen a esa bestia y luego ver por qué la justicia actuó de esa manera, porque mi hermana ya había denunciado a este hombre”, sostuvo Apablaza por la reunión de ayer.

El hombre contó que el clima en Las Ovejas “es desolador, la gente es amable y demuestra que tiene miedo. No puede creer lo que paso, se conocía a los hermanos y era como que mandaban en el pueblo, casi todos trabajan en la provincia, ya sea como porteros o jardineros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>