River y Boca, mano a mano en el superclásico número 200

riverEliminado de la Libertadores ante Lanús. Semifinalista de la Copa Argentina. Alejado (por ahora) en la pelea por el torneo local. Anímicamente flojo, pero con material futbolístico para sobrellevar el temporal.

Líder con puntaje perfecto en el torneo de Primera, pero sin otra competencia: no disputó la Libertadores y quedó eliminado de la Copa Argentina ante Central. Con el ánimo por las nubes, pero con algunas lesiones que tocaron el once ideal de su técnico.

Así, con presentes distintos pero con el mismo objetivo, River (12) y Boca (21) arriban al encuentro de hoy en El Monumental con la misión de sumar de a tres.

Está claro: la obligación, en este caso, recae en ambos bandos. En el Millonario, porque necesita levantar cabeza cuanto antes y también porque acortaría la distancia con el eterno rival a seis puntos. La localía, además, otorga una pizca más de responsabilidad.

En el Xeneize, en cambio, la obligación pasa por el presente. Los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto ganaron sus siete encuentros, y tienen la chance de estirar la racha a 8 triunfos consecutivos. Eso significaría también sacarle 12 unidades a River, un plato demasiado tentador. Y, de yapa, asestarle un golpe más a un equipo que no pasa por su mejor momento desde lo anímico.

Con todos estos condimentos sobre la mesa, el superclásico que se disputará hoy desde las 18:05 promete ser uno de los más atractivos desde lo futbolístico. Y si bien no se decide nada, puede significar un envión importante para quien termine celebrando.

Ambos entrenadores coincidieron en algo durante la previa: saldrán a atacar, porque saben que la zona de fuego de River y de Boca son quizás las virtudes más grandes de ambos equipos.

Es por eso que se espera también un cruce de resultado abierto, como fueron los últimos dos clásicos oficiales: 4-2 para Boca en River, y 3-1 para River en Boca.

Así como se terminó el tiempo para las especulaciones, para los análisis y para las declaraciones, también se despejaron todas las dudas: los dos saben como saldrán al campo, y los dos equipos pondrán toda la carne al asador.

River tendrá a Enzo Pérez desde el arranque, aún cuando sus molestias físicas parecían dejarlo al margen. La sorpresa fue la ausencia de Saracchi y Moreira de la lista de convocados, situación que asegura los laterales para el pibe Montiel y Milton Casco.

En la vereda opuesta, el Xeneize irá con el once de memoria. Con Nández como reemplazo de Gago, la única duda pasaba por la posición de Cardona, que finalmente irá de extremo. Así, el equipo de los Barros Schelotto mantendrá su esquema ofensivo y se plantará con un 4-3-3.

Así, desde las 18:05, habrá choque de planetas en el estadio Monumental de Núñez.

Sea para levantar cabeza y volver a inflar el pecho ante la adversidad, o para escaparse del resto y mostrarse imbatible, el ganador tendrá varios motivos para celebrar esta noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>